Canciones

Canción de cuna

 

(Estribillo)

Duerme niña de nieve.

Duerme alma de Dios,

mira, que hoy afuera llueve,

sueña, tal vez salga el sol.

Duerme mi espuma de mar.

Duerme mi lucero alón.

Mira, que si Aladino vuelve mañana,

mi niña, tendrás tu canción.

 

La vida es dura allá afuera

como mármol su dureza.

duerme niña yo te abrigo

y me abrigo en tu pureza.

 

El humo es negro allá afuera,

tan negro como el carbón.

Duerme niña yo vigilo

por si llegara el amor.

 

Duerme niña de bronce.

Duerme mi caracol.

Mira, que si escampa entonces,

mi niña,tal vez salga el sol.

 

La lluvia es turbia allá afuera

como en el río el cristal.

Duerme niña que mañana

habrá un nuevo despertar.

 

El aire arde allá afuera,

huele a pólvora y metal.

Duerme niña que mañana

flores vamos a sembrar.

 

(Estribillo)…

 

Espantapájaros

 

El espantajo vive muy solo

en la montaña junto al pinar.

Nadie le busca,nadie le espera,

tan solo vive para ahuyentar.

Llega el invierno le acosa el frío

y con la lluvia se va a mojar,

no sabe nada de otras vidas

envuelto en trapos no sabe andar.

 

Pasan los días, meses y años

en soledades que no se van.

Pobre espantajo que nunca ríe

porque no entiende lo que es amar.

Y de las aves oye muy lejos

el dulce trino de su cantar,

pues no conoce de la alegría,

ni tan siquiera sabe llorar.

 

Espantapájaros que está y no existe,

pues no sospecha que hay más allá.

Odiando alas no vio los cielos,

y nunca supo cómo volar.

 

Pobre de aquellos con almas huecas

que nunca dieron con la verdad,

pobre de aquellos que en polvo y paja

viven tan muertos en la mitad,

y viven huérfanos de libertad.

 

Canción para tu soledad

 

Un cuarto espera por tus riberas.

Riachuelo que vuelve y llenas

su poco espacio donde soñar.

Aguarda el paso de tu silencio

que como luna desciende y besa

la poca espuma que trae el mar.

 

Pero te espera también un libro

que se conoce de tu mirar,

la luz que encierran tan dulces lirios

cuando se posan en su cantar.

Pero te espera una ventana

que mira al cielo donde quizás,

alguna estrella refleje el brillo

que de tu alma salió a volar.

 

Cuatro paredes un paraíso,

mundo pequeño que envuelve y vela

un desengaño, una verdad.

Cuatro paredes un corazón,

tal vez quién sabe tu libertad;

si mañana es mucha tu libertad,

entonces te regalo esta canción.

 

Aquel pacto

(Bolero)

 

Una noche juramos amarnos

a orillas del mar,

y la luna vestida de novia

nos miró pasar.

 

Al compás de las olas bailamos

un clásico vals,

y llenando el silencio de besos

nos cubrió la sal.

 

Hoy que el mar nos aguarda sereno

la luna no está

porque sabe que lejos te has ido;

que ya no vendrás.

 

Y aunque a ciegas rompiste aquel pacto,

y mataste la fe que había en mí,

yo tan solo le pido a la vida

que seas feliz.

 

Leyenda de un Comandante

 

Cuentan que subió a la Sierra

para traernos el sol,

y se convirtió en leyenda

que por el mundo irradió.

Que tuvo un maestro sabio

de un riachuelo mayor,

que allí colocó sus labios

y de sus aguas bebió.

 

(Estribillo)

Leyenda de un Comandante,

leyenda de un corazón,

leyenda de un gran gigante

que por mi tierra pasó.

 

Cuentan que se hizo eterno,

cuentan que asaltó al dolor,

cuentan que barrió a los vientos,

cuentan que lustró el honor.

Cuentan que vino de lejos,

cual elegido de un Dios,

y una paloma del cielo

en su hombro se posó.

 

(Estribillo)…

 

Cuentan que bajó hasta el llano

y un grano de luz sembró,

y que al calor de sus manos

de la luz brotó una flor.

Y la flor creciendo tanto

en los hombres se prendió

que de flor pasó a ser canto,

canto en una sola voz.

 

(Estribillo)…

 

Dicen que hoy lloran los cedros,

dicen que hoy llora su flor,

dicen que hoy lloran los pueblos,

dicen que hoy llora el amor.

 

Acróstico al amor

 

Amor es el arte de dar la vida,

morir con el alma de dicha plena,

odiar con cariño la dulce herida,

robar de otros labios un alma buena.

 

Amor es color de rosa,

manantial de luz que llega,

oasis en flor que ciega,

río de un agua melosa.

 

Amor es un beso ardiente

manando sueños y espinas,

oro y perlas cristalinas

rimando sobre una fuente.

 

Amor es fantasía retozona

modulando sobre mansa libertad.

Oda amiga que no nos abandona;

ríe, llora, y nos redime en soledad.

 

Te quiero

 

Nubes hambrientas

se avalanchan a mi puerta

y hacen grietas en mi cielo.

Se descubre el verbo

y mostrando el cuerpo,

cual si fuera un sueño

va incitando al vuelo.

 

Una noche oscura

va tejiendo trampas

a la luna blanca

que quedó dormida,

sobre una hoja seca

cabalga el recuerdo,

que casi muriendo,

me salva la vida.

 

Me tuerce el camino,

me tiende su lazo,

la belleza hueca

del amable abrazo.

Se rompe el milagro

y se hace pedazos

el cristal que envuelve

tan barato ocaso.

 

Prefiero ser el blanco de la espada,

prefiero ser guitarra sin aliento,

prefiero ser herida puesta al viento,

prefiero ser canción inacabada.

Prefiero ser desdén del mundo entero,

prefiero ser revés de una batalla,

prefiero ser velero cuando encalla;

que dejar de decir te quiero.

 

Carbonero

 

Carbonero de pantanos,

de rocíos, y de soles,

de diente perros, y trillos,

de trabajo sin desmayo..

Es tu cultura intrincada,

entre manglares y lodo

esperando que del cielo

caiga una lluvia de besos.

 

Tanta historia que retoza

en los labios de tus montes,

tradiciones cenagueras

son tus riquezas buen hombre.

 

Carbonero que en tu hoguera

sueles quemar ilusiones

porque piensas que naciste

en un planeta sin nombre.

Ya sé que contando estrellas

acompañas a las noches,

carbonero que alimentas

la vida con tus tizones.

 

Enredaderas de sueños

ya se te han amontonado,

sin saber qué hacer con ellos

juegas a seguir soñando.

 

Mi Pueblito

 

Mi pueblito se alzó entre parajes,

de un camino que iba al porvenir.

Su raíz era un árbol con traje

que echó vida para no morir.

 

Un buen día pasó un caminante

y halló abrigo en su fresco ramaje,

desde entonces creció este diamante

que dio luz para tan largo viaje.

 

Un naranjo es el sol de mi pueblo,

de mi pueblo con gente de abajo,

con la misma que de siempre amueblo

estos ojos que anidan su lloro y trabajo.

 

La noble campana del ayer invoca

el mismo sonido de una lucha cruenta,

y el viejo reloj en la pared desboca

las viejas historias que el abuelo cuenta.

 

Hoy mis calles son largos infiernos,

hoy mi parque por dentro me arde,

porque faltas en estos inviernos,

porque faltas en cálidas tardes.

 

Ven te espero, como fuera antes,

en el mismo Jagüey que no olvido,

donde un día un buen caminante

encontró su suerte que se había

perdido.

 

19 de Mayo

 

Un 19 de mayo

como subiendo la cima

iba un hombre enamorado

a hacer nupcias con su isla.

y sobre un caballo blanco

iba feliz a la cita

iba a encontrarse en el campo

con la muerte o con la vida.

 

Mas, llevaba en su sonrisa

tanto de amor y de humano

en el pecho sus heridas

y el deber de un buen soldado.

Por el alma le corrían

las notas de un dulce canto

la fuerza, la fe y la dicha

de encontrarse con lo amado.

 

Cuando al peso de la cruz

el hombre morir resuelve

Sale a hacer bien lo hace y vuelve

como de un baño de luz.

 

Y como un ángel sus manos

iban tocando los cielos

sobre su tierra abrazado

echó su suerte y sus versos.

Vive en el puesto más alto

como un surtidor eterno

vive llenando el espacio

del corazón de su pueblo.

 

 

 

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE